SÍGUENOS




RECUERDA

Si encuentras material arqueológico

subacuático, llama a éste número y avisa.



Con la tecnología de Blogger.
sábado, 20 de diciembre de 2014

Un estudio descubre que los marineros del Mary Rose tuvieron raquitismo infantil

Una nueva investigación ha encontrado que muchos marineros que murieron en el buque de guerra de Enrique VIII Mary Rose habían tenido raquitismo en la infancia. El buque se hundió en el Solent, en las costas de Hampshire, el 19 de julio de 1545, provocando la muerte de más de 400 hombres que iban a bordo.



Mediante el uso del láser, los científicos fueron capaces de identificar la enfermedad a menudo contraída a causa de una mala alimentación. Gracias a éste sistema, se pudo llevar a cabo el análisis sin dañar los huesos de los marineros. Esta nueva técnica permite un estudio sobre la prevalencia de la enfermedad en el pasado e incluso ayudar a detectar casos de hoy en día.
El barco de la dinastía Tudor se hundió en 1545 mientras dirigía un ataque a la flota de la invasión francesa y fue hallado y recuperado del fondo del mar en 1982.

Los huesos de los marineros fueron analizados mediante espectroscopía Raman, una tecnología láser no destructiva. Jemma Kerns, una de los científicos que realizaron el estudio, dijo "Esta es la primera vez que se ha utilizado esta tecnología láser para estudiar enfermedades óseas en restos arqueológicos humanos. Hemos podido identificar los cambios químicos en los huesos sin dañarlos. Hay una gran evidencia que sugiere que muchos de los marineros habían sufrido raquitismo infantil y esperamos poder aplicar la técnica Raman al estudio del raquitismo de hoy en día."

Alex Hildred, conservador de los restos humanos del Mary Rose Trust, dijo: "Los restos humanos tienen el potencial de hacer una contribución a la opinión pública a través de la investigación, la educación, la visualización y la interpretación. Su uso para confirmar la presencia y prevalencia de la enfermedad ósea metabólica en el siglo XVI es una de esas contribuciones."

Los resultados del estudio, realizado en el Hospital Ortopédico Real Nacional de Londres y dirigido por el profesor Allen Goodship, se han publicado en la revista Journal of Archaeological Science. El proyecto fue uno de una serie de iniciativas financiadas gracias a una subvención de 1,7 millones de libras del Consejo de Investigación de Ingeniería y Ciencias Físicas.


Via: BBC (16/12/2014)

BÚSQUEDA

POPULAR