SÍGUENOS




RECUERDA

Si encuentras material arqueológico

subacuático, llama a éste número y avisa.



Con la tecnología de Blogger.
viernes, 10 de octubre de 2014

Descubren una sofisticada canoa de 600 años de antigüedad en Nueva Zelanda

LOS RESTOS DE UNA GRAN CANOA DE ALTA MAR SOFISTICADA DE UNOS 600 AÑOS DE ANTIGÜEDAD HAN SIDO ENCONTRADOS EN UNA PLAYA DE NUEVA ZELANDA.


Un equipo de investigadores de la Universidad de Auckland acaba de publicar el estudio de una canoa de madera hallada en una duna al noroeste de la Isla Sur de Nueva Zelanda. La embarcación contaba con una construcción mucho más compleja que las canoas encontradas por los primeros europeos en llegar a la Polinesia oriental.

Restos de la canoa de 600 años con
la tortuga tallada. 
Los remotos archipiélagos de la Polinesia Oriental se encuentran entre los últimos lugares del planeta en ser habitados. En nueva Zelanda, la historia del ser humano no comienza hasta 1200-1300, cuando intrépidos viajeros llegaron en pequeñas embarcaciones en distintos viajes durante generaciones.

La embarcación constituye una pieza de ese patrimonio temprano, y fue descubierta en una playa, cuando el casco con una tortuga tallada emergió de una duna tras una fuerte tormenta. La canoa contaba con una construcción mucho más compleja que las canoas encontradas por los primeros europeos en llegar a la Polinesia oriental, indica el estudio publicado en la revista 'Proceedings of the National Academy of Sciences'.


"Es algo que me dejó sin aliento, porque fue construida cuidadosamente y es tan grande", dijo Dilys Johns, investigador de la Universidad de Auckland.

El casco mide unos 6 metros de largo y está hecho de pino negro, árbol endémico de Nueva Zelanda. Las pruebas de carbono determinaron que la embarcación data del año 1400. La embarcación presenta evidencias de reparaciones y un uso prolongado.


La canoa es sorprendentemente más sofisticada que las descritas siglos después por los primeros europeos que llegaron a Nueva Zelanda. A la llegada de los europeos, los maoríes usaban canoas simples talladas en troncos de grandes árboles, sin estructura interna.

Esta nueva canoa parece representar una mezcla de la tecnología ancestral de cuadernas y una adaptación a los nuevos recursos presentes en Nueva Zelanda, ya que la embarcación tiene algunas divisiones talladas en el mismo material, pero también sofisticadas cuadernas internas.

El relieve de la tortuga también parece relacionado con la procedencia de los pobladores. Los diseños de tortugas son raros en los grabados pre europeos en nueva Zelanda, pero están ampliamente extendidos en Polinesia, donde las tortugas tenían gran importancia en la mitología y podían representar a humanos, e incluso a dioses, en las representaciones artísticas.
Este descubrimiento sería de gran ayuda para entender la vida de los primeros pobladores de los archipiélagos remotos de la Polinesia oriental, uno de los últimos lugares en ser colonizados por el hombre, indicaron sus descubridores. 

Vía: Paleorama en red 

BÚSQUEDA

POPULAR