SÍGUENOS




RECUERDA

Si encuentras material arqueológico

subacuático, llama a éste número y avisa.



Con la tecnología de Blogger.
miércoles, 17 de septiembre de 2014

Un mapa del tesoro llamado Baleares

Baleares es la única comunidad autónoma del Mediterráneo que carece de una carta arqueológica que permita mejorar la vigilancia de los pecios submarinos y evitar el expolio.


En las profundidades de las aguas que bañan los cerca de 1.500 kilómetros de costa del archipiélago balear, restos de embarcaciones naufragadas narran el paso de las civilizaciones que han participado en la construcción de la sociedad de las Islas y permiten interpretar y reconstruir las costumbres de nuestros predecesores. Son los grandes tesoros del Mediterráneo, fragmentos de la memoria colectiva sujetos a la amenaza constante.

Buzos trabajando en el pecio 'griego' de Cala San Vicens. | Foto del arqueólogo mallorquín Sebastià Munar.



Buzos trabajando en el pecio 'griego'.
Apartados de la visión cotidiana, los yacimientos arqueológicos submarinos de época clásica se han convertido en blanco del saqueo sistemático de los conocidos como piratas del siglo XXI, pequeños aficionados y grandes empresas organizadas que aprovechan el frágil sistema de vigilancia de este museo que tiene sus cimientos en el lecho marino para burlar el control y substraer cualquier pieza de valor con la que negociar en el mercado negro.
Aunque en los últimos años se ha avanzado en la protección de estos tesoros gracias a la vigilancia que ejerce el Grupo de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil, la falta de medios y de recursos financieros que destinan las administraciones a este fin hace posible que el expolio persista. En el caso de las Islas, el problema se agrava ante la inexistencia de una carta arqueológica de la comunidad. Porque ¿cómo puede protegerse algo que no sabes dónde se halla?

Después del saqueo cometido por la empresa de cazatesoros Odissey en la supuesta fragata Mercedes, las autoridades del Estado decidían tomar cartas en el asunto y redactaban el Plan Nacional de Patrimonio Arqueológico Subacuático conforme a la Convención UNESCO 2001. Como primera medida, el documento urgía a elaborar cartas arqueológicas de todo el litoral con el objetivo de activar una política eficaz de protección e implicar a todas las administraciones. De este Plan nació la operación Ánfora que en su primera fase de intervención, en 2013, realizó más de 300 inspecciones y sirvió para desarticular una red dedicada al expolio que operaba también en aguas Baleares.


Paradójicamente, el Consejo de Patrimonio que dio luz verde al Plan Nacional se celebró en Palma, en 2009. Parecía que las Islas tenían que liderar el proceso que se abría entonces para garantizar la salvaguarda de estos bienes. Sin embargo, casi cinco años después, Baleares es la única comunidad mediterránea que no tiene carta arqueológica.

Restos de material arqueológico del fondeadero romano.

El arqueólogo Sebastià Munar, uno de los pocos especialistas en la materia que trabaja en Mallorca, confirma que a día de hoy no existe ningún tipo de intervención subacuática programada en la isla a parte de las que pueden derivarse de obras públicas e intervenciones puntuales y reivindica la necesidad de retomar y dar continuidad al trabajo de documentar estos restos, como primer paso para garantizar su conservación. Los primeros intentos de documentar los restos submarinos se remontan a los años sesenta.

El cartógrafo Mascaró Pasarius elaboró una carta a partir de fuentes orales y testimonios recogidos entre los pescadores que, tres décadas después, sirvió de base para el Grupo de Arqueología Subacuática de Mallorca. El GAS, liderado por el arqueólogo Joan Manuel Pons, realizó campañas entre 1995 y el 2000 llegando a ampliar el número de yacimientos localizados hasta el medio centenar. Muchos de estos pecios se localizan en la costa sur de la isla y en Cabrera, y destacan porque abarcan una gran diversidad cronológica y tipológica: un yacimiento griego, 7 púnicos, 25 romanos, 15 modernos y 5 de época contemporánea.


Vía: Nauta360

BÚSQUEDA

POPULAR