SÍGUENOS




RECUERDA

Si encuentras material arqueológico

subacuático, llama a éste número y avisa.



Con la tecnología de Blogger.
miércoles, 11 de junio de 2014

México y España firman un acuerdo marco para proteger los galeones hundidos


España firmará por primera vez un acuerdo marco con un país iberoamericano con el fin de establecer una hoja de ruta que regule la cooperación científica antes de que sea hallado un galeón. Se trata del Memorándum de Entendimiento (MoU, según sus siglas inglesas) que las autoridades de patrimonio de México y España han estado negociando largamente y que se firmará hoy coincidiendo con la visita de Estado del presidente mexicano Enrique Peña Nieto.

Incomprensiblemente, en el Ministerio de Cultura no han querido valorar para ABC este convenio, pero lo cierto es que se trata de un acuerdo general cuyo valor, sin duda, estriba más en el precedente que puede plantear que en medidas u obligaciones concretas.

Pero es en extremo importante que la firma se haya logrado ahora, porque los arqueólogos mexicanos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), después de una larga investigacíon que comenzó en 1995, están bastante cerca de localizar los restos de uno de los más importantes naufragios de la maravillosa historia que compartimos: el galeón «Nuestra Señora del Juncal», hundido en mitad de una tormenta en 1631, que investigan desde los años noventa.
Responsabilidad del patrimonio común

La firma del MoU viene a respaldar la convicción que existe en México sobre la necesidad de compartir con España la responsabilidad de estudiar y proteger ese y otros pecios como un bien del patrimonio común. La firma por parte de ambos países de la Convención de la Unesco 2001 para la protección del patrimonio subacuático es otro nexo compartido que debería evitar los litigios por los restos de este y cualquier otro hallazgo en el futuro.

Es importante además, según varios analistas, que España evite la pésima imagen que le daría abrir interminables pugnas por los restos de buques de Estado con carga preciosa cuando son investigados científicamente por países firmantes de la Convención. Por ello resulta una política acertada regular la cooperación y la coresponsabilidad y no repetir fallos tan palpables como cuando España declinó, en verano de 2012, la invitación mexicana a participar con algún arqueólogo en las labores de búsqueda del «Juncal».

En este sentido, el acuerdo que hoy se firma es otro paso en la buena dirección que no debería quedar –nunca mejor dicho– en papel mojado. El convenio, al que ha tenido acceso ABC, según informa Luis Ayllón, expresa el deseo de ambos países de cooperar en la «identificación, gestión, investigación, protección , conservación y preservación de los recursos y sitios culturales» y para ello deberán intercambiar «información histórica, arqueológica y técnica», entre otras actividades.
Información sobre localización

En su artículo segundo, anima a la cooperación científica: «Intercambiar y compartir información respecto a la localización ya realizada o potencial e identidad» de los pecios. Además, prevé «la investigación, examen arqueológico, prospección y otras actividades» de acuerdo con los estándares científicos de la Convención de la Unesco.

También ayudará a proteger los yacimientos de los cazatesoros, puesto que exhorta a los signatarios a «proporcionar información concerniente a cualquier perturbación no autorizada actual o potencial» de los pecios. Y crea un Comité Técnico, aunque no regula su calendario. Falta saber si España comenzará con esta firma una política de acuerdos marco con otros países de Iberoamérica con el fin de mostrar su compromiso con este patrimonio.

Via: ABC

BÚSQUEDA

POPULAR