SÍGUENOS




RECUERDA

Si encuentras material arqueológico

subacuático, llama a éste número y avisa.



Con la tecnología de Blogger.
miércoles, 18 de junio de 2014

Hallado el esqueleto americano completo mas antiguo


Inicialmente descubierta en 2007 por un equipo de arqueólogos subacuáticos, su esqueleto, casi completo, ha sido encontrado en una cámara sumergida (a la que los investigadores llaman "Hoyo Negro", o "Black Hole") en el complejo de cuevas de Sac Actun, al este de la Península de Yucatán, en México. Apodada “Naia”, por el equipo, se trata de una adolescente de 1,40’, aproximadamente, según se ha podido determinar a partir de las restas óseas.


Los antropólogos quienes han examinado el esqueleto de “Naia”, han determinado que murió en una edad establecida entre 15 y 16 años, y que posiblemente su muerte fue debido a que cayó en la cueva dónde ha sido hallada – un pozo seco en aquel periodo- antes de que la cavidad fuera inundada posteriormente debido al cambio climático y a la subida del nivel del mar.


Este hallazgo es un hecho sin precedentes por dos motivos: El primero en relación a la época. Los científicos han datado el esqueleto de entre 12.000 i 13.000 años de antigüedad, basándose en los análisis hechos por radiocarbono que dataron el esmalte dental y el Uranio/Thorium depositados en los huesos. También es conocido que, comenzando hace 10.000 años, los glaciares comenzaron a deshacerse, llenando cuevas como estas de agua tras la subida del nivel del mar.

Los análisis indican que el esqueleto fue depositado antes de este proceso de inundación. Finalmente, a más del esqueleto humano casi completo, los investigadores hallaron los restos de 26 grandes mamíferos, incluyendo taxones extintos como dientes de sable o gonfoterios (parientes extintos de los mastodontes), otro indicio de la era a la que pertenece el hallazgo. Esto convierte a “Naia” en una de los seis esqueletos humanos más antiguos encontrados en territorio Americano.
La segunda razón es la relacionada con la conservación de la prístina de los huesos. “La preservación de todos los huesos en las profundidades de este pozo es espectacular” -- dijo Patricia A. Beddows de la Universidad de Northwestern, un miembro del equipo internacional que exploraba la cueva. “El esqueleto de la chica esta excepcionalmente completo debido a que el entorno dónde murió – una zona tranquila. James Chatters de la Paleociencias Aplicadas, el principal autor de la, recientemente publicada, investigación fue más lejos en sus afirmaciones: “Los esqueletos Paleoamericanos son raros por varias razones. La primera es que el pueblo en si era escaso dado su condición nómada y al hecho de que incineraban ó enterraban sus muertos allí dónde caían, lo que hace la localización de las tumbas impredecible. De la misma manera, dificulta esta aparición de esqueletos, los movimientos sísmicos que afectan la zona, habiéndolos destruido o enterrado a una profundidad mayor.

Otro factor a tener en cuenta es que la mayoría de los restos antiguos que aparecen son sólo unos pocos fragmentos de los nativos americanos, y la mayoría de ellos se han estimado en menos de 10.000 años de antigüedad. La teoría más aceptada, hasta la fecha, de los orígenes indígenas americanos sugiere que las personas llegaron al continente norteamericano antes de ese momento.

Descifrar la ascendencia de los primeros pobladores del continente Americano ha sido un reto. En las bases de la genética, los nativos americanos modernos se consideran descendientes de los Siberianos, quienes se desplazaron hasta el este de Berginia (la masa de tierra que conectaba Asia con el norte de América) hace entre 26.000 i 18.000 años. Esta masa de gente, considerados los primeros Americanos, se sugiere que se extendieron hacia el sud extendiendo la población por todo el continente. Pero, a pesar de que esta idea se haya popularizado, los ancestros de los primeros hombres en América sigue en debate abierto dado a que las características faciales de los esqueletos de los antiguos americanos no se parecen demasiado a los nativos modernos. El famoso” Kennewick Man” es el ejemplo más concurrido.

Los nativos modernos tienen más parecido a la población China, Coreana y Japonesa. “Pero los esqueletos Americanos más antiguos no. Los científicos quienes han examinado estos esqueletos fósiles han determinado que sus cuerpos están estructurados de manera ligeramente diferente que los actuales nativos Americanos; con cráneos mas estrechos, pequeños y cortos” – dice Chatters – “Esto hace que se pueda especular sobre la existencia de diferentes puntos de llegada al continente de los primeros “colonos” desde diferentes puntos de origen ó que emigraron desde el continente asiático en diferentes puntos de la evolución.”

El hallazgo más importante fue, sin embargo, cuando el equipo analizó la composición genética del esqueleto, que constaba de importantes implicaciones sobre los orígenes indígenas.

Se elaboró una extracción de ADN, que milagrosamente estaba intacto, en algunos de los fragmentos en los que este puede permanecer. El análisis realizado- un análisis mitocondrial (ADNmt) – reveló un haplotipo común en los nativos americanos modernos; D1 subhaplogroup; una firma genética que se da solamente en el continente americano.

La sugerencia de los autores del informe científico es que esta firma genética se dio en el proceso de Beringia, después que las poblaciones se separaran de las asiáticas. De manera que daría a entender que estas poblaciones viajaron hasta alcanzar México. A demás sugiere que las diferencias en la forma cráneo-facial fueron cambios ocurridos después de la división de Beringia de los ancestros Siberianos.

De esta manera las Américas, se puede teorizar, no fueron colonizadas por los eventos de migración independientes de diferentes partes de Eurasia. Más bien, los primeros americanos representan una expansión de la población a principios de Beringia. Esto se alinea con la hipótesis de que ambos, paleoamericanos y los nativos americanos, se derivan de una única población de origen, los cazadores-recolectores que se trasladaban hacia el puente de tierra de Bering desde el noreste de Asia (Beringia) entre hace 26.000 y 18.000 años, extendiéndose hacia el sur en América del Norte en algún momento después de 17.000 años.

“Este proyecto es emocionante en muchos frentes…” – Chatters- “ La hermosa cueva, los esqueletos de animales increíblemente bien conservados, lo completo del esqueleto humano, el éxito de nuestro innovador enfoque de citas, pero para mí", dijo, "lo que es más emocionante es que finalmente tenemos una respuesta, después de 20 años, a una pregunta que me ha atormentado desde que vi por primera vez al hombre de Kennewick: "¿Quiénes fueron los primeros americanos '”

Vía: popular-archaeology.

BÚSQUEDA

POPULAR