SÍGUENOS




RECUERDA

Si encuentras material arqueológico

subacuático, llama a éste número y avisa.



Con la tecnología de Blogger.
jueves, 28 de marzo de 2013

El Naufragio de Horseshoe


En 2010, un equipo dirigido por Fritz Hanselmann de la Universidad Estatal de Texas recuperó seis cañones que podrian haber pertenecido al célebre corsario Captain Henry Morgan en el Arrecife Lajas, en Panamá. Un año más tarde, Hanselmann volvió a la entrada caribeña del Canal de Panamá con un equipo de arqueólogos marítimos en busca de más indicios. Investigando una de las anomalías registradas durante los estudios magnetométricos, el equipo vió lo que parecía ser un promontorio rocoso coralino. Investigaciones posteriores demostraron que tenia incrustaciones de madera. En una hora, Hanselmann y su equipo encontraron un cofre de madera con un cierre.


Los carga de sellos de plomo indica que lo más probable es que se trate de un buque mercante español del s. XVII
La carga de sellos de plomo indica que este naufragio, llamado “Naufragio Horseshoe", era probablemente un buque mercante español del siglo XVII. Los hallazgos podrían ayudar a comprender la tensa economía española en el Nuevo Mundo. Al comienzo de la temporada 2012, Hanselmann y su equipo regresaron al sitio para investigar y documentar más. El pecio se encuentra en el suave fondo arenoso marino, bajo 25 pies de agua. Con el uso de un cañón de agua improvisado, Hanselmann despejó la arena acumulada en los restos del naufragio, revelando una extraña imágen: una planta de cajas de madera, apiñadas, en filas perfectas. Las tapas de algunas de las cajas se han ido y su contenido está visible, incluyendo masas concrecionadas de herraduras (proporcionandole así a los restos el nombre de "Naufragio Horseshoe" (Horseshoe es herradura), aunque lo más probable es que se hubiesen utilizado en burros), además de los clavos, y otras provisiones. Parte de la madera lleva un diseño de espiga, tal vez producido por las redes utilizadas para fijar la mercancía en el barco. El equipo ha documentado más de 75 baúles y partes del casco de madera. Los carga de sellos de plomo indica que lo más probable es que se trate de un buque mercante español. Uno de los candidatos es el Chaperon, un buque de la Armada de Tierra Firme que se supo que naufragó ​​en 1681 en las aguas de la desembocadura del Chagres, también puede tratarse de una barca que se hundió mientras retiraba la carga del Chaperon. Al proporcionar una imagen del comercio español en un momento en que su imperio en el Nuevo Mundo se tambaleaba, el naufragio ofrece más información acerca de la difícil situación económica del territorio americano español cuando llegó Morgan.


Por ejemplo, uno de los sellos tiene una Flor de lis en él, lo que sugiere un origen francés. En ese momento, los españoles habían tomado medidas contra el comercio con entidades externas. Pero los habitantes del sobrecargado imperio podrian haber tenido que comerciar en cualquier lugar y con quien podían. El sello alude a un "mercado indocumentado, silencioso y negro que tendria lugar  través de las diferentes nacionalidades", dijo Hanselmann. Tal vez estas dificultades económiques es una de las razones por las que Morgan se encontró con tan poca resistencia en su marcha hacia la ciudad de Panamá.


"Todos están interrelacionados y interconectados", dijo Hanselmann sobre el pecio de Horseshoe y los otros pecios de Morgan, que todavía espera encontrar.

Via: Archaeology

BÚSQUEDA

POPULAR